Como reducir el voltaje del celular para ahorra batería

La vida de la batería sigue siendo el talón de Aquiles de Android. A la vista de las mejoras de visualización aplicadas tanto en el sistema como en el firmware instalado en terminales poco optimizados, la creciente demanda de consumo del hardware parece anular cualquier mejora. Como resultado seguimos sufriendo el problema de la escasa autonomía de la batería.

Se pueden hacer cosas para mejorar las prestaciones de la batería del móvil, incluyendo limitar el brillo de la pantalla, prevenir que varias apps sincronicen con frecuencia, y desactivar funciones derrochadoras cuando no se necesiten.

Sin embargo, hay que recurrir al hacking para lograr mejoras significativas. El ‘Undervolting’ no es apto para cardiacos. Si te entra sudor frío sólo de pensar en rootear tu móvil, no sigas leyendo. El proceso requerido implica flashear el kernel y reducir la alimentación del móvil. Esto implica reducir literalmente el voltaje del móvil, para obtener una mejora en la autonomía de batería. La cuestión es que el voltaje predeterminado por los fabricantes es alto para garantizar la fiabilidad de prestaciones, y lógicamente puede reducirse sin problemas de manera personalizada para cada terminal.

Para ello hay que flashear un nuevo kernel –el componente del sistema que gestiona la comunicación entre el hardware y el software– que soporte reducción de voltaje, y luego instalar una app para configurar parámetros.

Las apps de overclocking, como SetCPU y Voltage Control, suelen admitir reducción de voltaje. Pero reducir la alimentación requerida por los componentes hardware del móvil puede tener serias consecuencias sobre sus prestaciones. Siendo demasiado ambiciosos podríamos hacer el terminal inestable y casi inutilizable; e incluso el móvil podría funcionar más lento que antes. Si vives en un área con poca cobertura se acrecentará tu problema. El secreto está en no ir demasiado lejos, y aceptar pequeñas mejoras de forma incremental.

Evidentemente, reducir el voltaje para prolongar la vida de la batería es un tema a debate. En nuestras pruebas llegamos a alcanzar una mejora de, aproximadamente, medio día de autonomía, bajo determinadas condiciones de uso, aunque hay quien sugiere que existe un cierto efecto placebo al respecto. Lo ideal sería mantener la nueva configuración un par de días antes de valorar resultados, en lugar de esperar milagros inmediatos.

En otra línea de actuación para prolongar la vida de la batería, el overclocling del procesador no debería tener un efecto apreciable. Que los estados lógicos que usa el procesador marchen más despacio debería requerir menor alimentación, pero la mejora queda neutralizada por el hecho de que un procesador más lento necesita más tiempo para completar una tarea que otro más rápido.

El overclocking tendrá un efecto adverso en cuanto a la autonomía de la batería. “Reduce literalmente el voltaje del móvil”

Post Relacionados

Dejar una respuesta