Con la cantidad de información que hay, es fácil que tu móvil o tu tablet termine lleno de cosas inncesarias. A medida que pasa el tiempo, y se ralentiza tanto que se pone muy lenta como pasa con cualquier dispositivo como tu PC, llega la hora de que pienses qué te quieres quedar y de librarte del resto devolviendo el  dispositivo a su estado de fábrica. Borrarás el contenido de tu móvil, dejándolo como si fuese un lienzo en blanco a rellenar. Eso sí, un reseteo de fábrica quiere decir que perderás las apps, contactos y ajustes, pero puedes devolverlas a su lugar con facilidad.

¿Como restaurar a Fabrica cualquier dispostivo Android (tableta o celular)?

Paso 1: Copiar los Datos

Abre tu menú Ajustes y da un toque en Privacidad. Activa después las opciones Copiar mis ajustes y Restablecimiento automático. Al activar la primera guardarás un montón de información en la nube de Google, y mediante la segunda podrás devolver los ajustes y las aplicaciones de nuevo a tu dispositivo después de que lo hayas devuelto al estado de fábrica.

Paso 2:  Sincronizar Cuentas

De vuelta en el menú Ajustes, toca en Cuentas y sincronización. A continuación, haz lo mismo en Google y comprueba que están activadas todas las opciones de sincronización que aparecen. Así, tus contactos, email, calendarios y otros servicios de Google se sincronizarán, y cada dispositivo que conectes a tu cuenta de Google tendrá acceso a ellos.

Paso 3: El resto de los datos que quedaron sin copiar

Muchos de los datos que tienes en tumóvil no están conectados a tu cuenta de Google, como fotos o vídeos.Tendrás que copiarlos a mano. Conecta tu dispositivo a tu ordenador y cópialos a él, muévelos a la tarjeta SD o utiliza un servicio de almacenamiento en la nube, como Dropbox.

Paso 4:  Factory reset

Con todo a salvo, llega la hora de devolver el dispositivo a su estado de fábrica. La opción que lo permite, Restaurar teléfono, estará en un menú diferente en función de la versión de Android. Puede estar al final del menú Tarjeta SD y memoria, como en nuestro caso, o en el menú Privacidad.

Paso 5: Reinicia y copia

Cuando termine el proceso, llénalo de nuevo. Conéctalo a tu cuenta de Google para que se copien muchos datos, y copia el resto a mano.

Listo, luego de esto tu smartphone o tableta se quedo sin nada y tiene que andar como el primer día que lo tuviste en la mano.

Post Relacionados

Dejar una respuesta